Páginas

jueves, 30 de marzo de 2017

financiación autonómica

  Bienvenidos a vosotros mismos.
  Se trata de un tema fundamental, clave para el estado y para los ciudadanos, pero estáis solos ante vosotros mismos para desarrollar un criterio propio. No esperéis ayuda de vuestro periódico o partido político de referencia  (estamos demasiado acostumbrados a que nos digan lo que debemos pensar) y en este caso dependiendo de la comunidad autónoma y sus circunstancias el mismo partido político donde decía blanco dice negro. No hay más fundamento que los intereses a corto plazo.
  Os dejo la información, algunas orientaciones y os dejo con vosotros mismos para que busquéis vuestro propio criterio sin perjuicios. Suerte, no es fácil.
  La constitución nos habla del principio de solidaridad entre territorios, y que las haciendas locales deben estar suficientemente dotadas.
Artículo 138
    1. El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad consagrado en el artículo 2 de la Constitución, velando por el establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español, y atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular.
    2. Las diferencias entre los Estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales.
Artículo 142
    La Haciendas locales deberán disponer de los medios suficientes para el desempeño de las funciones que la ley atribuye a las Corporaciones respectivas y se nutrirán fundamentalmente de tributos propios y de participación en los del Estado y de las Comunidades Autónomas
  La realidad nos indica que los pequeños pueblos dependen de las trasferencias autonómicas y de la administración central. Las grandes ciudades han vivido –y derrochado, incluso sobreendeudado- de impuestos de actividades de la industria, e impuestos vinculados a la construcción (patrimoniales, licencias, etc).  El sistema se modifica, lentamente, y cada comunidad se queja; todas lloran frente a sus votantes, todos están oprimidos y perjudicados.
image  Los ricos (Madrid, Cataluña, Pais Vasco, Navarra, Valencia) se quejan que pagan demasiado.  Los más pobres, que no les llega y que no pueden implantar un estado del bienestar de calidad. El sistema es simple en su planteamiento: una serie de parámetros se suman y dan el montante total (nº habitantes+ dispersión geográfica + renta media + …).
  Parte del problema está en el origen. No todos los territorios parten con la misma dotación de estructuras, riqueza o empresas todas las comunidades  (Madrid por ejemplo cuenta con millones de funcionarios que pertenecen a la administración central, es decir a todos los territorios. Y eso son muchos empleos y mucha riqueza, que Extremadura no tiene, por ser ese nuestro caso) y todas tienen las mismas oportunidades de desarrollo  (Castilla y león o Cataluña, parece que no tienen las mismas oportunidades de comercio). 
   En cualquier caso, como digo, todo se simplificará y se dirá a su votante lo que quiere oir. De vosotros depende ir más allá.
Os dejo varias entrevistas a los distintos consejeros de distintas regiones.
f ext
Arriba la consejera –y los argumentos de Extremadura-. También enlazo con Castilla y león y (en contraste, por renta y por densidad) Baleares.
f leonf baleares





NOTA:  Hay un antiguo cuento donde un filósofo se enfrentaba a que las 2 hijas de un rey –es un cuento- siempre se peleaban a la hora de repartir.  El rey le encargó que lo solucionara.  El maestro lo hizo de la siguiente manera: Que una parta, y la otra elige primero.
  Parece una simpleza, pero en el fondo elimina los incentivos al egoísmo. Algo así es lo que se busca.

No hay comentarios: