Páginas

martes, 29 de julio de 2014

pequeñas teselas del pasado (epigrafía romana)

  Una vez más –creo empiezo a ser pesado- os vengo a hablar de lo mal que gestionamos nuestro patrimonio, en este caso el cultural, a través de una anécdota.  Hace tiempo tuve la suerte de conocer a Susana, de Destino Siberia. Muchos temas a medias y muchas ideas sin acabar nos quedaron en el aire; de entre ellas sobre el patrimonio cultural me descubrió un estudio llamado Epigrafía romana de la Siberia de Desiderio Vaquerizo (1986).
“…Desiderio Vaquerizo (1987) ha documentado hasta siete epígrafes romanos, en Herrera (tres de ellos), Peloche, Castilblanco y Valdecaballeros (dos), exponentes estos últimos de gran importancia al confirmar la existencia de un enclave territorial de Ucubi (ciudad ibero-romana de Espejo, Córdoba) al norte del Guadiana, en plena Siberia Extremeña, y proporcionar datos de primer orden sobre la grafía auténtica de Lacinimurga. Los restos mencionados lo integran losas y estelas funerarias, aras votivas y cipos.
  En su estudio Desiderio Vaquerizo documenta los hallazgos Romanos encontrados en Herrera del Duque, Peloche o Castilblanco.  En lenguaje farragoso –para mí al menos- detalla características de cada caso particular.  Pero lo curioso del caso, y lo que me enfada, es que todas las piezas están en casas particulares; y hablo con amig@s de Herrera y ni siquiera conocían que existieran esas piezas, ni han oído hablar del pasado romano en la zona.
Se suman diversas causas: los ciudadanos desconocemos gran parte de nuestro entorno, y además nos desentendemos; las corporaciones no tienen medios para explotar ni conservar debidamente todo; los poderes culturales (junta y ministerio) no nos educan ni nos hablan de lo nuestro.  Al final un bien cultural se pierde entre desvanes, y ya no el bien físico –que estaría igual de perdido en una vitrina sin visitas- sino el conocimiento de su existencia y de nuestro pasado.
 No nos enseñan, no nos enteramos. Gracias a Destino Siberia, Paco, Roberto Medina, ESSS etc os puedo traer pequeñas teselas del pasado. Gracias a ellos.
*os dejo el enlace por si alguno queréis echarle un ojo al texto.

No estoy pidiendo un museo por municipio, tan solo que los poderes públicos -junta, diputación o ministerio- velen porque conozcamos nuestro pasado Ahora hay mil opciones digitales con las que recrear y documentar todo a costo "tiempo" 

 A modo de ejemplo : Fotografiar el interior de la Ermita y digitalmente recrear los frescos y pintura original o incluso por épocas y mantenerlo en la web del ayuntamiento; igualmente con el puente viejo en todo su explendor o "El Castillo". Las leyendas y canciones que nos aportó Gloría etc etc.
 Opciones hay mil, pero necesitamos mil personas dispuestas a aportar una hora o dos; de lo contrario estamos expriminendo -y cansando y acaban expulsandose del sistema- a los mismos. 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No estaria mal, que la web del Ayuntamiento actualizase las fotografias del pueblo.

Podría convocar un concurso fotografico durante las fiestas y con ello recabar parte de las miles de imágenes que hacemos todos.

No cuesta mucho, sóolo requiere un poco de imaginación.

Anónimo dijo...

Y otras cosas aparte de las fotos

Anónimo dijo...

Solo va a actualizar el ibi el iae y otros pagos, atajo de vendios

Anónimo dijo...

La web del Ayuntamiento solo sirvió para este Alcalde entonces concejal se pavoneara con quien realizo la misma 3000€ tirados a la basura. De igual modo que la Wifi 12.000€ de subvención que como no, Se derivo a una empresa privada la gestión que no da servicio. Y el pueblo sin Wifi gratuito como ocurre en la mayoría de pueblos al menos en algunos lugares. Como Ayuntamiento o biblioteca o sitios públicos, que tenemos que estar robándola. También se esta intentando privatizar la gestión del agua con Aguagest Momento en que nos quedaremos sin publica agua como en otros muchos municipios. Y alguien se queja que solo seamos capaces de criticar en la plaza. Lo que no llego a comprender es como les permitimos que paseen tan impunemente por el pueblo