Páginas

domingo, 8 de marzo de 2015

Exportando talento

Hoy os quiero hablar de alguien que ha jugado en el Atlético de Madrid y Rayo vallecano, y a pesar de ello no es muy conocida en Villarta. En parte porque mérito y fama no tiene porque ir unidos, y sobre todo porque ella es muy discreta.
Así pues, quiero empezar este pequeño homenaje a nuestr@s campeones con una amiga.
Hoy os traigo a Mamen Blasco, una gozada verla jugar (y eso que juega con precaución y evita forzar). Para quien solo vea gente corriendo tras un balón decirle que el fútbol es un deporte de decisiones y precisión; ella destaca en la parte difícil, la de tomar las decisiones correctas en el momento adecuado. Siempre piensa antes que el resto y nunca necesita alardes técnicos para salir de problemas, no por falta de recursos simplemente porque evita las dificultades. Es tal vez un fútbol más difícil de ver para quien no sepa verlo, pero una bendición para quien juega en su equipo (pasillo de seguridad, gestora de tiempos y creadora de ventajas ofensivas). Un fútbol fluido y sólido, un fútbol discreto como es ella, que mejora al compañero. Algo que se valora muy mucho para entrenadores y técnicos;  y que la ha llevado a jugar en la primera división española y hasta la liga de Estados Unidos –la mejor liga del mundo- donde se encuentra ahora mismo.
Pero como digo es una gran desconocida en nuestra pequeña capital, fundamentalmente por ser mujer en lugar de hombre. A pesar de lo avanzado sigue siendo triste que el mismo talento sufra distinto destino según se nazca hombre o mujer; y el caso del fútbol es paradigmático en esto.
Os dejo una entrevista de El fútbol es injusto para que la conozcáis algo más:









*Es difícil escribir sobre alguien a quien aprecias, creo que he sido demasiado parco por miedo a pasarme. Perdón si me quede corto o excedí mis elogios.

1 comentario:

Crimapeju dijo...

Tengo la suerte de conocer a esta persona y compartir algunos momentos con ella, y solo puedo decir de ella que es comprometida con sus amig@s, incansable trabajadora, muy humilde dentro de su apariencia tímida, y luchadora incansable por alcanzar su sueños